Casacas Carnaval Logos para Comparsas, Poleras


Todo carnavalero atesora en un rincón de su guardarropa sus casacas o batas, aunque muchas no sirvan ni para trapo de cocina. Y es que estas prendas adquirieron una especie de simbolismo de la fiesta grande. “Es un recuerdo”, dice Yanine, de la comparsa Haraganes, mientras muestra su casaca del año pasado ‘hecha un puñete’ y, según ella, con olor a diablos.
Las casacas son la vestimenta tradicional del Carnaval; forman parte de su historia, al igual que las batas que aparecieron a principios de los 50 y que ahora son preferidas por los más jóvenes. Ricardo asegura que las batas son más cómodas y con la capucha ayudan a mantener el anonimato del carnavalero.
En cuanto a los diseños de casacas, generalmente son los mismos, salvo algunas variantes en los modelos femeninos: pueden ser más cortas, tipo top, sin mangas o como camisas de varones. Y si hablamos de colores, hay agrupaciones, como la Curumechaca, que las lleva con los tonos característicos de cada comparsa, pero siempre siguiento el mismo estilo. En las batas, los chicos prefieren un solo color con el logo de su grupo impreso en todo su largo. Lo que no debe faltar en ninguna de estas prendas son los bolsillos: deben ser anchos y profundos para cargar desde globos hasta chisguetes.

Como complementos, tanto de casacas como de batas, han surgido hace algunos años las bandanas, las bolsitas y las cintas que se amarran a la cabeza en cualquier festividad; la capucha es tan vieja como el Carnaval. Todo es válido para divertirse y quienes confeccionan este tipo de atuendos están prestos a satisfacer al más exigente comparsero.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Carnaval Musical